8M EN PARANÁ: “SI NUESTRO TRABAJO NO VALE, PRODUZCAN SIN NOSOTRAS”

Bajo esa consigna, unas 15 mil personas se reunieron en la Plaza de Mayo de Paraná y desde allí marcharon hasta Casa de Gobierno, donde cada una de las organizaciones convocantes, entre ellas la Asociación Trabajadores del Estado de Entre Ríos —ATE— y la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma de Entre Ríos —CTA-A—, leyeron parte de un largo documento que interpeló fuertemente a los Gobiernos nacional, provincial y municipal.

En el documento único que elaboraron las organizadoras de la movilización  denuncia la feminización de la pobreza, reclamaron la destitución del juez Carlos Rossi y pidieron por la despenalización del aborto, “una deuda de la democracia”, “marchamos porque nuestros cuerpos nos pertenecen” exclamaron las manifestantes en una colorida Plaza Mansilla.

La imponente movilización se organizó con las agrupaciones feministas primero, las organizaciones sindicales después y los partidos políticos en tercer lugar, se encolumnaron para caminar hacia la Plaza Mansilla. Bajo un cielo gris y con algunas gotas de garúa, las pancartas, las banderas, los carteles pegados en los cuerpos, un muñeco con leyendas feministas, cánticos y tambores, más otras creativas formas de expresión, poblaron la nutrida marcha que pintó de verde y violeta las calles Corrientes y Laprida por donde pasó la movilización. Fue evidente la detallada organización por parte de la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Transexuales de la ciudad, que a través de cinco comisiones pensó, planificó y llevó adelante cada etapa de la actividad.

La multitud llegó antes de las 19 a la Casa Gris. Tras acomodarse, las representantes de las organizaciones no sin emocionarse fueron leyendo un extenso documento bajo la consigna “si nuestro trabajo no vale, produzcan sin nosotras”. Una a una fueron describiendo algunas de las desigualdades que padecen las mujeres “sólo por ser mujeres”. Exigieron la declaración de la emergencia por la violencia de género y la despenalización del aborto, a la vez que se hizo un punteo de reclamos con otras directas interpelaciones al Gobierno nacional, provincial y municipal.

También se apuntó al Poder Judicial por los femicidios que aún están impunes, a la Policía por la violencia institucional hacia lesbianas y travestis, y se pidió que quede sin efecto el protocolo “represivo” de Patricia Bulrich hacia el colectivo LGTTTBIQ. “Ni una causa más  por besarnos, desprocesamiento de la compañera Mariana”, exigieron. La destitución del juez Rossi vinculado al caso Micaela García, también estuvo en la agenda de demandas.

Cerca de las 20 culminó el acto con un cierre artístico. Antes, desde la organización se anunció que fueron unas 15 mil personas las congregadas en la plaza Mansilla.

(APFDigital)

Deja un comentario