ACUNATE ES LA VARIABLE DE AJUSTE CON LA QUE INTENTAN DOBLEGAR A NUESTRO SINDICATO

ACUNATE es el jardín de la Asociación Trabajadores del Estado de Entre Ríos —ATE— que abrió sus puertas en marzo de 1995, desde su fundación el funcionamiento del mismo se sostiene con el aporte del sindicato, el pago de una cuota (de las más accesibles que existen en la ciudad) por parte de las familias de la gurisada y mediante un subsidio que debería abonar regularmente el Estado provincial. Y decimos debería porque en concreto no lo hace y así los pagos son a cuenta gotas. Esto para la ATE significa, lo quiera el gobierno provincial o no, un gran condicionamiento ya que compromete severamente nuestros recursos al punto de la asfixia financiera. Es en ese contexto que cansados de pedir reuniones y soluciones a esta situación es que entendemos que esos incumplimientos en verdad son intentos por doblegarnos y así volvernos un sindicato manso que no cuestiona a los que manda ni reivindica las necesidades de sus compañeros y compañeras.

No es el primer gobierno que intenta subordinar a la ATE atacando sus políticas o acciones y quizás no sea el último, es por esa razón que al mismo tiempo que queremos que tome estado publico la crítica situación que atraviesa el jardín, que demandamos se detengan estas maniobras extorsivas y dilatorias en el cumplimiento de las obligaciones del Estado provincial para con este, también queremos afirmar que sí la crisis de 2001 y su gobierno no pudo con ACUNATE, tampoco podrán un grupo de funcionarios que creen que el poder les da licencia para hacer y deshacer a su antojo sin detenerse que los principales afectados por sus decisiones e indolencia son gurises que encuentran en nuestro jardín su segunda casa.

En concreto el gobierno adeuda a la ATE una cifra que este mes, marzo de 2019, llegará a los 5.500.000 millones de pesos, el último pago que recibimos en concepto del subsidio destinados a cubrir las necesidades del jardín fue en el mes de diciembre de 2018, en donde nos abonaron los meses de junio y julio de 2018, el nivel de atraso en el pago del subsidio con una inflación desembozada  hace que no sólo este al borde de colapsar ACUNATE, sino el sindicato todo.

En razón de esta situación es que hemos pedido al secretario general de la gobernación una audiencia con carácter de urgente, con el objetivo no sólo de resolver este momento crítico sino que también definir los términos del nuevo convenio, pedido que hace más de tres años venimos reiterando.

ACUNATE y su historia

El jardín de la Asociación Trabajadores del Estado de Entre Ríos —ATE—  abrió sus puertas en marzo de 1995 funcionando en primera instancia en un edificio, sito sobre calle Santa Fe (frente a tribunales), el mismo le fue entregado al sindicato en comodato por el poder ejecutivo. En 2011 la conducción de ATE  de ese momento entrego dicho lugar para que pase ocuparlo el poder judicial, mudando el jardín a calle La Paz a una casa que fue alquilada para suplantar la locación de calle Santa Fe, en contrapartida el Superior Tribunal de Justicia por recibir el inmueble que otrora usaba ACUNATE, se hacía cargo del alquiler de la nueva locación, cosa que dejo de hacer a fines de 2017. Finalmente hoy funciona en un inmueble alquilado de calle San Juan.

Nuestro jardín recibe cada mañana a los hijos de afiliados y afiliadas  para su atención, cuidado y educación. Para ATE el jardín es un orgullo y una de sus políticas más importantes, hasta allí llegan las personitas más importantes de esta familia que formamos como sindicato, ser depositarios de esa confianza es un desafío que con gusto y responsabilidad aceptamos a diario. Esta gran obra concretada por quienes nos antecedieron nos obliga no sólo a mantenerla en su histórico nivel sino que permanentemente estamos fortaleciendo y mejorándola.

 

Deja un comentario