ATE Y LA CTA AUTONOMA REALIZARON EL PANEL DEBATE “LAS MUERTES QUE NOS DUELEN”

Con el objetivo de reflejar experiencias de lucha jurídica y social en violencia de género en Entre Ríos, desde las organizaciones gremiales realizaron una actividad este jueves, en la sede de ATE. La iniciativa se enmarca dentro de las diferentes actividades que viene desarrollando la Multisectorial de Mujeres Entrerrianas.
Del panel participaron familiares de Wilma Meza y Gisela López; como también de Miriam Schereyer, una mujer fallecida este año, cuyos familiares reclaman que se revise la causa de muerte caratulada como suicidio. Además estuvieron presentes el abogado penalista Rubén Pagliotto y la abogada Gabriela Pera representante de la familia de Schreyer.

 
   Visibilidad y reclamo. 

Norma Alonso, secretaría de Género de ATE sostuvo que la intención de organizar el panel fue “hacer visible” la situación por la que atraviesan muchas mujeres y “reclamar justicia. Que no queden impunes muertes como la de Gisela López, de Myriam Schreyer, y mostrar otras muertes que sucedieron en Paraná como la de Wilma Meza”, dijo. “Por eso decimos ‘Las muertes que nos duelen’, porque queremos que esto esté en la conciencia de todos y reclamar ante quien corresponde, ante los poderes del Estado, para que actúen como tienen que actuar, protegiéndonos para que podamos vivir en libertad y sin miedo”, agregó.

 
Por su parte, Nelly Fabre a cargo de la Secretaría de Igualdad de Género y Oportunidades de CTAA sostuvo que la actividad surge al considerar que “Ante todo el horror que está pasando en la sociedad no podemos estar al margen. Acá vino la mamá de Myriam Schreyer, que está pidiendo a gritos que se reabra la causa porque la caratularon como suicidio. Como sindicato hacemos una crítica y repudiamos la inacción de parte de la justicia. No puede ser que los medios y la sociedad tengan que estar pidiendo justicia cuando esto debería ir por las sendas que corresponde”, dijo y agregó. “Esa es la intención, poder hacer visible, desde nuestro sindicato, casos que no tienen tanta repercusión y poder hacer justicia”.

“Pedimos justicia”
Ana Monzón, tía de Gisela López, asesinada en 2016, participó de la actividad.
   Cuestionó a los jueces por la decisión de absolver a los imputados por el crimen de la joven de Santa Elena. “La familia no está bien, está con bronca porque pensó que la justicia se iba a encargar y sin embargo la mayor decepción que nos llevamos es que la justicia los deje libre, mientras que nosotros tenemos que estar encerrados. Muchas veces no mandamos a los chicos a la escuela y tomamos precauciones que no deberían ser”, dijo.

 
La mujer dijo además: “Ellos están en Santa Elena, libres, se burlan de la gente, están custodiados siendo que los que tendríamos que estar custodiados somos nosotros que no hemos hecho mal a nadie”.

 
“Lo único que pedimos es que los jueces se toquen el corazón si tienen hijos, hijas, nietas, y junten las pruebas. Con todas las testimoniales que tuvieron en contra de los imputados ¿no pudieron condenarlos?”, se preguntó y pidió la revisión de las declaraciones. “Del fiscal no tengo nada que decir porque hizo todo lo que estuvo a su alcance. Por parte de él no hubo ineptitud. La ineptitud fue de la Policía desde el primer momento en que se fue a querer hacer la denuncia”, criticó. “Pedimos justicia. La gente en Santa Elena no los quiere, quiere que se los expulse del pueblo porque nosotros sino no vamos a poder vivir tranquilos”, sostuvo.

 

El Diario // Prensa ATE Entre Ríos

Deja un comentario