“EL GOBIERNO REALIZÓ UNA PROPUESTA DIFERENTE QUE TIENEN QUE DISCUTIR NUESTROS CUERPOS ORGÁNICOS”

En la sede de la Secretaría de Trabajo se llevó adelante una nueva reunión de la mesa paritaria salarial 2018 entre la representación del gobierno provincial y los gremios estatales entre ellos la Asociación Trabajadores del Estado de Entre Ríos —ATE— en la cual los representantes del Estado presentaron una nueva propuesta salarial a la que habían realizado en la última audiencia, en esta el incremento salarial  propuesto llega al 19 % y sería en tres tramos, el 8 % ya liquidado desde el mes de marzo, un 9 % en el mes de julio y restante 2% en el mes de octubre. Asimismo la propuesta que presentó hoy el gobierno incorpora una cláusula de revisión cuando la inflación supere el 19% de recomposición que contiene este ofrecimiento. 

En tanto el mínimo garantizado se fija en 13.500 pesos desde el mes de marzo y en 15.000 pesos desde el mes de julio y para quienes están con contratos de obra ofrecieron que a partir del mes de julio perciban 15.000 pesos, sin incorporar el mínimo anterior de 13.500 pesos.

Al ser consultado el secretario general de la ATE Oscar Muntes sostuvo, “Hoy el gobierno vino a la mesa paritaria con una propuesta diferente y como tal la tenemos que discutir en nuestros cuerpos orgánicos para poder tener una respuesta a la misma”. Para luego agregar “como ya hemos dicho, el mandato que tenemos de nuestras asambleas para aceptar sin más trámite es el de un recomposición del 23% y un mínimo de 17000 pesos, como lo que ofrecen no llega a este número tenemos que debatirlo en nuestros ámbitos orgánicos, para lo cual ya convocamos para el lunes 04 de junio a las 11:00 horas al cuerpo de delegados de la ciudad de Paraná y martes 05 de junio a las 10:00 a un Plenario del Consejo Directivo Provincial junto con los secretarios generales de las seccionales, en nuestra sede de calle Colon”.

En esa línea Muntes afirmó “reconocemos que esta propuesta es diferentes y que la misma contiene un avance en relación a las anteriores que se pusieron en debate en esta mesa, no obstante en este contexto económico nacional toda oferta es insuficiente”.

Más adelante el dirigente sindical añadió “pedimos la reapertura por revisión sea en el mes de septiembre más allá del porcentaje de inflación”, recordando “sí nosotros no hubiéramos tenido la posición que venimos sosteniendo la propuesta del gobierno no superaría el 15%, la inestabilidad económica y mantener nuestra posición de lucha y demanda ha empujado que se modifiquen los ofrecimientos que hace el gobierno”.

Asimismo el titular de la ATE explicó “la cláusula de revisión es una medida elogiable el problema es la confianza, ya que la cláusula gatillo de la paritaria anterior tardamos 4 meses en que se haga efectiva y eso es un obstáculo a la hora de acordar este punto”.

Siguiendo el análisis Muntes manifestó que “nos queda la tranquilidad que el 23% que pedimos desde el primer encuentro no era una locura sino una realidad que se está comprobando y que será superado. Nos queda el dolor que seguimos perdiendo poder adquisitivo los trabajadores”.

Otro punto tratado en la reunión fue el pase a planta permanente acordado en el instructivo de diciembre de 2017 y que aun espera ser instrumentado, al respecto el dirigente gremial dijo “nos preocupa además del retraso de todo el proceso, el pase a planta de los compañeros de educación, en ese sentido hemos planteado que si van a modificar el instructivo tiene que ser con los gremios discutiendo y no de manera unilateral.

En este punto también dejo su posición Gracielta Truffe integrante del Consejo Directivo de la ATE y trabajadora del sector educación, “Nosotros desde el año pasado estamos pidiendo que seamos convocados los dos gremios y establecer una mesa con el gobierno que de transparencia a este proceso y no ha habido hasta aquí ninguna convocatoria”

Finalmente Víctor Sartori, también miembro del Consejo Directivo de la ATE reiteró la demanda a los representantes del gobierno de un plan de regularización de las plantas de trabajadores, que ponga fin a la figuras precarizadas, en ese contexto reconoció que fijar el mínimo de 15.000 pesos para los contratos de obra es un avance, pero la exclusión del escalón intermedio, es decir los 13500 pesos, es un acto discriminatorio que agrava la ya grave situación de precarización laboral de este importante grupo de trabajadores que cumple funciones bajo esta modalidad, por lo que desde ATE  se pidió que se revea esta decisión y se les de un trato igualitario a todos los trabajadores.

Por último se fijó el día 06 de junio a las 11:00 horas una nueva reunión paritaria. En tanto la mesa que discute las re categorizaciones lo hará el jueves 7 de junio a las 11 horas.

Deja un comentario