LA MULTISECTORIAL DE CONCEPCION DEL URUGUAY SE MOVILIZO EN EL MARCO DEL PARO NACIONAL

Los gremios y organizaciones de Concepción del Uruguay se dieron cita en 9 de Julio y el bulevar Constituyentes para marchar hacia plaza Ramírez, donde diversos oradores se manifestaron contra las medidas económicas y sociales del gobierno nacional. Luego se realizó una gran olla popular con los presentes.

La convocatoria realizada por el Movimiento Obrero Sindical Uruguayense del que forman parte la Asociación de Trabajadores del Estado y la Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma locales; se concentraron en la intersección de calle 9 de Julio y bulevar Constituyentes, para desde allí emprender la movilización por la principal arteria de la ciudad hasta llegar a plaza Ramírez.

Una vez allí, tras caminar rodeando la plaza, la concentración se dio frente a la explanada del Centro Cívico, donde se leyó un documento único que fuera consensuado previamente entre los gremios organizadores y participantes de la movilización.

El documento

El texto que se leyó incluyó en su contenido fuertes denuncias hacia el modelo político y económico a nivel nacional.

Asimismo, previo a ello, también se destacó la unidad de los trabajadores en lucha. “El MOSU (Movimiento Obrero y Social Uruguayense) hace suyos los conceptos del documento de las regionales de la Confedereración General del Trabajo (CGT) reunidas a instancia del Frente Sindical para el Modelo Nacional, convocando al paro nacional del 25 de septiembre y ratificamos nuestra voluntad de continuar con un plan de lucha sin tregua contra un plan económico que esta llevando al país hacia la disolución nacional”.

A continuación explicaron: “El actual Gobierno no escucha a los trabajadores, hace del diálogo un monólogo y avanza con una política que va a llevar a la Argentina al borde de la quiebra”.

Cifras

En otra parte del discurso destacaron: “Los datos son por demás catastróficos. Una devaluación de la manera que supera al 100% en 8 meses, una inflación anualizada que supera 40%, tasas del 60% anual, un endeudamiento externo que para el mes de enero próximo equivaldrá al 110% del pbi. Una fuga de capitales que ya superó los 55 mil millones de dólares y una destrucción del empleo que en los primeros seis meses del año se cobró 106.200 puestos de trabajo, entre otras calamidades”.

“Esta crisis colosal no es fruto de ninguna causa externa, de herencias ni de tormentas que solo existen en la imaginación del ejecutivo. Tampoco es impericia; desde que asumió Mauricio Macri y su equipo de Gobierno no dejaron ningún lugar a duda respecto del plan que iban a implementar”, explicaron.

Respecto a los números también detatallaron: “La claudicación ante los Fondos Buitres que le costó al país más de 16 mil millones de dólares, la liberación del mercado cambiario, que llevó el valor del dólar de 9.80 a 16 pesos en los primeros meses de gestión y que hoy cotiza a más de 40 pesos y el levantamiento del cepo que permitió una fuga de capitales récord”.

“Todo un combo de desregulación cambiaria, financiera y comercial que dejaba al país sin soberanía y a expensas de la voracidad del capital financiero internacional más especulativo”, detallan.

Entre otras medidas también resaltaron la decisión del Gobierno de llevar adelante “la eliminación y baja de las retenciones a la exportación de cereales, la eliminación de retención a las mineras, constituyeron apenas las primeras medidas de un plan económico y social impuesto para que las clases dominantes además de beneficiarse, ejecutaran una venganza siniestra contra los sectores populares de nuestro país”.

“Luego fueron por todo. Blanquearon decenas de millones de dólares provenientes del lavado de dinero de empresarios siniestros, entre los que figuran muchos ministros del Gobierno y familiares del Presidente”.

Asimismo, resumieron también que “es evidente que el plan del gobierno que solo se sustenta de endeudamiento, ajuste y transferencia de ingresos de los sectores más pobres a los más ricos, en una etapa de crisis terminal”.

Exigencias

Finalmente, entre numerosas medidas, en el documento pidieron inmediata solución a diversos problemas políticos, sociales y económicos: “Las regionales de la CGT exigimos un cambio inmediato del plan económico, al tiempo que planteamos la implementación urgente de las siguientes medidas: cambio de la política económica, defensa de la industria nacional, pymes y economías regionales, regulación de las importaciones, recuperación del mercado interno, emergencia ocupacional, alimentaria y sanitaria. Total repudio al acuerdo con el FMI”

“Rechazo a la reforma laboral, paritarias libres, paritaria nacional docente. Aumento de emergencia al salario mínimo, vital y móvil. Cese de la extorsión del ministerio de trabajo que no respeta los acuerdos con los trabajadores”, entre otros.

Deja un comentario