PROFUNDO PESAR EN ATE POR LA MUERTE DE OSVALDO BAYER

El Consejo Directivo Nacional y Provincial de la  Asociación de Trabajadores del Estado -ATE- manifiestan su más profundo pesar por la muerte del historiador, escritor y periodista Osvaldo Bayer, fallecido este lunes, 24 de diciembre, a los 91 años de edad.

Autodenominado “anarquista y pacifista a ultranza”, Bayer se destacó por sus más de 30 libros escritos dedicados al estudio y a la memoria de las grandes luchas de la historia argentina del siglo pasado y sus protagonistas, los orígenes del anarquismo en la región, el terrorismo de Estado, entre otros temas políticos y sociales. También escribió sobre las “Madres de Plaza de Mayo”.

Bayer fue una persona cercana a nuestra organización, e incluso tuvo colaboración con el Consejo Directivo Nacional en el documental que se hizo para conmemorar el 90  aniversario de la fundación del sindicato.

Debajo reproducimos una nota publicada en nuestro sitio web, de febrero del 2015, donde destacábamos la trayectoria y el aporte de Bayer tanto a la historia como a la  política de nuestro país:    

“Osvaldo Bayer cuenta que al hacer el servicio militar se negó a ir a la instrucción militar, por lo que fue destinado a barrer y encerar pisos de los despachos de los oficiales durante dieciocho meses. De 1952 a 1956 estudió Historia en la Universidad de Hamburgo, Alemania, y de regreso a la Argentina, se dedicó al periodismo, la investigación de la historia argentina, y a escribir guiones cinematográficos. Trabajó en los diarios Noticias Gráficas, en el Esquel de la Patagonia, y en Clarín, donde también se desempeñó como secretario de redacción.

En 1958 fundó La Chispa, al que él mismo denominó como “el primer periódico independiente de la Patagonia”. Un año después fue acusado de difundir información estratégica en un punto fronterizo, y es obligado por la Gendarmería a punta de pistola, a abandonar Esquel. Luego, de 1959 a 1962, fue Secretario General del Sindicato de Prensa.

Durante la presidencia de María Estela Martínez de Perón, la cual era controlada por López Rega, fundador de la Triple A, Bayer fue amenazado y perseguido debido a sus obras, sobre todo por su libro ‘Los vengadores de la Patagonia trágica’. Esto motivó su exilio en Berlín desde 1975, el cual mantuvo hasta la caída de la posterior dictadura militar en 1983.

Entre sus ensayos más importantes están ‘Los Vengadores de la Patagonia Trágica’, ‘Los anarquistas expropiadores y otros ensayos’, ‘Fútbol argentino’, ‘Rebeldía y esperanza’, ‘Severino Di Giovanni, el idealista de la violencia’ y la novela ‘Rainer y Minou’.

Colabora también con el diario Página/12, que fuera cofundado por Jorge Lanata y por su amigo y también escritor argentino Osvaldo Soriano y el periodista Horacio Verbitsky.

Fue autor y uno de los guionistas de ‘La Patagonia Rebelde’, film basado en el ya citado ‘Los Vengadores de la Patagonia Trágica’, el cual fue dirigido por Héctor Olivera y ganó el Oso de Plata en la Berlinale de 1974.

Lucha por los pueblos originarios

Ha estado permanentemente involucrado en la lucha por las reivindicaciones de los Pueblos Originarios argentinos, y el desenmascaramiento de figuras históricas como genocidas. En 1963 dio una charla en la biblioteca popular de Rauch, una ciudad de la provincia de Buenos Aires. En aquella ocasión, sugirió a los pobladores que se impulsara un plebiscito para cambiar el nombre de Federico Rauch por el de Arbolito, el apodo del ranquel que le dio muerte al coronel prusiano. La propuesta no tuvo aceptación, y al volver a Buenos Aires, valiéndose del estado de sitio declarado en ese momento, fue arrestado por el general Juan Enrique Rauch, ministro del Interior de la dictadura, y bisnieto de Federico Rauch. Por este motivo lo encarcelaron en la cárcel de mujeres de la calle Riobamba a modo de castigo denigrante por 62 días. Asimismo, desde 2004 reclama con el grupo indigenista ‘Rebelde amanecer’ el traslado del monumento al general Julio Argentino Roca ubicado en el centro de Buenos Aires, en Avenida Presidente Julio Argentino Roca y Perú, petición que fue aprobada, más no fue convertida en ley por la Legislatura porteña. En su lugar, Bayer pretende que se levante un monumento a la mujer originaria, proyecto para el cual se están recibiendo llaves en la sede de la Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo.

En 2007 el Honorable Concejo Deliberante de Rojas provincia de Buenos Aires renombró ‘Pueblos Originarios’ a la ex calle Julio Argentino Roca a raíz del reclamo de un grupo de alumnos de las escuelas locales que se basaron en sus investigaciones y prédica. En la actualidad existen muchos proyectos similares de cambio de nombre de calles Roca en distintas ciudades Argentinas.

En 2008 escribió el guión y libro cinematográfico del film ‘Awka Liwen’ junto a Mariano Aiello y Kristina Hille. El largometraje es la historia de la pugna por la distribución de la riqueza en Argentina, a partir del despojo de las tierras y el ganado cimarrón a los pueblos originarios y al gaucho. Para ello se desarrolló una cultura de racismo que aún perdura en el siglo XXI.

El preestreno de la obra se realizó en noviembre de 2009 en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires. El estreno de la película se realizó en el tradicional cine Gaumont de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, al que acudieron aproximadamente 3.000 personas (dos cuadras de cola en las calles), también obtuvo muy buenas críticas en medios argentinos y del exterior. El documental obtuvo el 1º premio en la categoría oficial argentina en el 1º Festival Internacional de Cine Político (FICIP), el 1º Premio en la Categoría Documental Internacional en el 6º Festival de Video de Imperia (Italia) patrocinado por la Unesco y está siendo seleccionado oficialmente en otros muchos festivales de cine”.

Deja un comentario