UADER: ATE DENUNCIO ABUSO DE PODER ANTE UN SUMARIO Y TRASLADO

Una empleada administrativa de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales, dependiente de la Universidad Autónoma de Entre Ríos (Uader), denunció que le iniciaron un sumario administrativo por el supuesto extravío de un expediente de un juicio académico. A raíz de esta situación la trabajadora con 23 años de antigüedad será trasladada a la Biblioteca de la Escuela de Música, Danza y Teatro Profesor Constancio Carminio. Según se argumenta en la resolución firmada el 12 de abril por la decana de la facultad, María Gracia Benedetti, el 16 de mayo de 2017 “se remitió desde la Mesa de Entradas y Salidas de esta casa de Estudios a rectorado un paquete de notas y expedientes” a través de una cadetería, incluyendo dos libros de registros de entradas y salidas (uno de nuestra facultad y otro del rectorado) y a la fecha no se ha remitido en devolución el libro de la Facultad desde Rectorado con el cadete, según el trámite habitual”. En el mismo trámite se realizó una valoración de la conducta de la empleada. “Esta desaparición y/o sustracción implica una grave violación a los deberes impuestos por la ley 9755 a los empleados públicos, generando un grave perjuicio para la administración de la Facultad, que resultaría pasible de sanción administrativa”, explica.

 
Visiblemente afectada, la damnificada se acercó hasta UNO para relatar su caso acompañada por los secretarios Gremial y de Formación de ATE, Pedro Zuchuat y Luis Segovia, respectivamente. “Esa documentación llegó a Rectorado”, se defendió la mujer, todavía sin poder creer lo que le está pasando. Sostiene que la responsabilizan por no haber informado que la documentación presuntamente se había extraviado, pero advirtió que tanto el área de Mesa de Entradas como de Rectorado “no estaba al tanto de lo que había pasado; pensamos que había seguido su curso”. Recordó que en junio de 2017 se pudo constatar que el cadete salió de la Facultad con la documentación, que entró a Rectorado y entregó los papeles.
 
“Cuando fui al Rectorado a tratar de reconocer el cuaderno o alguno de los expedientes, no me dejan entrar porque la Mesa de Entradas del Rectorado estaba en reparación. Pedí ver las cámaras de seguridad, pero no me las pudieron habilitar porque cada 15 días se borraban todos los registros”, explicó. Todo ese procedimiento quedó asentado en mi declaración presentada a través de una nota. A la vuelta de las vacaciones de invierno se encontró con la jefa administrativa, quien tenía en su poder el expediente que supuestamente se había perdido. “Le dije, ‘¿Apareció?’ y me respondió: ‘Pasa que Rectorado tiene una copia original’. Controlé el expediente con mi sistema y no faltaba una foja. Estaba intacto”, manifestó sorprendida.
“Vemos contradicciones” Los representantes de ATE advirtieron que al sustanciarse este sumario administrativo se cometieron diversas irregularidades. “Venimos a denunciar públicamente que se cometió persecución laboral y abuso de poder por parte de los directivos de la Facultad. Bajo ningún punto de vista podemos aceptar que la compañera sea responsable. En la notificación vemos contradicción de todo tipo y esto se trata de una desprolijidad administrativa importante”, cuestionó Zuchuat. A raíz de este episodio el gremio se reunió el viernes con la decana de la casa de altos estudios, donde plantearon que no estaban en desacuerdo con que se iniciara una instrucción sumaria, “porque cualquier trabajador del Estado puede ser pasible de esta cuestión”, admitió. “No se la puede sancionar trasladándola.
 
 
Es la primera vez después de estar 29 años en la administración pública y siempre ligado al sindicato, que veo una situación de esta naturaleza. Se la traslada sin motivo”, señaló el dirigente gremial. En cuanto al procedimiento administrativo que ahora es objeto de revisión, Zuchuat indicó que la función de la empleada termina cuando entrega la documentación a un mensajero. “Este es el primer error. Porque si la documentación tenía la importancia que ahora se aduce no debería haber sido trasladada por una persona que no tiene relación de dependencia con la Facultad. El Estado debe tener trabajadores que se aboquen a esa tarea”, reflexionó.
 
 
ATE presentará el martes un recurso de revocatoria, que es la instancia que permite el trámite administrativo y, a la vez, los asesores legales de la organización comenzarán a trabajar en una denuncia por posible mal desempeño de funcionario público, se adelantó a UNO. Por otra parte, mañana en la sede de Humanidades se llevará a cabo una asamblea a las 18.30 para hacer público el apoyo a la trabajadora afectada, en la cual ya comprometieron su participación representantes de ATE, Consejeros por parte del sector docente y miembros de los Centros de Estudiantes. “No vamos a permitir que esto se siga alentando y menos llevándose a cabo. Es un atropello”, subrayó el dirigente sindical.
Fuente: Diario UNO.
 

Deja un comentario